Molestos recién casados cobran más de $180 mil a invitados

Molestos recién casados cobran más de $180 mil a invitados

Por no asistir a su matrimonio

Una pareja de recién casados de Illinois, Estados Unidos, se molestó tanto con los invitados que no asistieron a su boda -a pesar de que confirmaron su asistencia- que les hicieron llegar una factura por 240 dólares (más de 180 mil pesos chilenos) para poder cubrir sus gastos.

Doug Simmons, de 44 años, y su esposa, Dedra McGee, de 43, confirmaron que le cobraron a estos invitados que no aparecieron por la cena de la recepción, que estaba preparada para ellos y sus invitados agregados, detalló el portal Indian Express.

“No te ofendas cuando te envíe esta factura. Se verá algo así. Lo enviaré por correo electrónico y correo certificado… en caso de que digas que no recibiste el correo electrónico”, escribió Doug junto a la imagen de la factura en su perfil de Facebook.

A los que no se presentaron se les dio un mes para pagar la factura emitida el miércoles 18 de agosto de 2021. La boda, que se realizó en el Royalton Negril Resort & Spa en Jamaica, costó 120 dólares por cabeza, según la factura detallada.

Sintieron que les faltaron el respeto

«Esta factura se le está enviando porque confirmó asiento (s) en la recepción de la boda durante el recuento final de personal. La cantidad anterior es el costo de sus asientos individuales», reza una nota adjunta al recibo.

 

 

“Debido a que no nos llamó ni nos avisó debidamente de que no asistiría, esta cantidad es la que nos debe por pagar sus asientos por adelantado. Puede pagar a través de Zelle o PayPal. Comuníquese con nosotros y díganos qué método de pago le conviene. ¡Gracias!”, agrega el texto.

De acuerdo a Doug, a los invitados que no asistieron a la fiesta se les preguntó en repetidas ocasiones si podrían asistir. “Cuatro veces preguntamos: ‘¿Estás disponible para venir? ¿Puedes asistir?’, y seguían diciendo ‘Sí’”, le dijo al New York Post. “Tuvimos que pagar por adelantado por Jamaica; esta era una boda de destino”, agregó.

Sin embargo, Simmons señaló que el problema no es el dinero. Él y su nueva esposa sencillamente sintieron que no fueron respetados por los ausentes, quienes, según ellos, no valoraron el trabajo que les costó realizar la boda de sus sueños con más de 100 asistentes.